La importancia de tener contratada una buena asesoría de empresa

Tener una buena asesoría de empresas es fundamental para tu negocio, tanto si eres autónomo como si diriges una sociedad. Te descarga del tedioso trabajo de estar al tanto de las normas legales. Y, además, se ocupa de hacer por ti todos los documentos necesarios para que cumplas con tus obligaciones fiscales y laborales. Incluso te orienta respecto a posibles subvenciones a las que puedes acogerte.

¿Qué te ofrece una asesoría?

Una asesoría fiscal y laboral está integrada por profesionales cualificados que tienen dilatada experiencia en asuntos de contabilidad, impuestos y legislación. Al contratar una, tendrás la tranquilidad de estar haciendo las cosas bien y con un coste muy reducido. Los servicios más importantes que te ofrece una gestoría de empresas son los siguientes.

1. Elabora la contabilidad de tu negocio

Si estás a la cabeza de una sociedad limitada o anónima, sabrás que esta debe llevar una contabilidad oficial. Y que debe hacerse con arreglo al Plan General de Contabilidad y a otras pautas legales. Incluso, si eres un trabajador autónomo también tendrás que elaborar este tipo de documentos por si te los pide la Administración.

La contabilidad del autónomo es más sencilla que la anterior, pero también tiene su complejidad. Si contratas una asesoría, se encargará de hacer todo este trabajo por ti. Y, además, con la garantía de que estará bien realizada, lo cual te evitará sorpresas desagradables.

2. Calcula y presenta tus impuestos

El Impuesto de Valor Añadido, el I.R.P.F. o el Impuesto de Sociedades son algunas de las obligaciones tributarias que existen en España. Y cada uno de ellas se calcula de manera diferente. En consecuencia, para tener al día todos tus impuestos es casi imprescindible que contrates una asesoría. Esta cuenta con profesionales cualificados que se dedican justamente a eso.

 

¿Qué te ofrece una asesoría?

 

3. Se ocupa de la gestión laboral de tu negocio

El otro aspecto fundamental de tu negocio es el tema laboral. Si tienes empleados, deberás hacerles contratos, abonar sus seguros sociales y realizarles nómina mensual. Incluso si eres autónomo sin trabajadores te interesará saber qué base de cotización es la mejor para ti y otras cuestiones relativas a tu vida laboral. De hacer todo ello y simplificarte estos trámites a veces muy complicados se encarga una asesoría empresarial.

4. Te informa sobre ayudas y subvenciones

Tu asesor está al día de las novedades que surgen en el ámbito mercantil. Esto incluye cambios en las leyes y reglamentos, pero también la creación de subvenciones para los negocios. Si considera que cumples los requisitos necesarios, te informará de esas ayudas para que puedas acogerte a ellas con el beneficio económico que ello te supondrá.

5. Te ahorra dinero

Aunque lógicamente tienes que pagar a tu asesor, este te ahorrará mucho dinero. Al hacer bien tus declaraciones de impuestos, evitará que tengas sanciones. Y, además, siempre te costará mucho menos dinero que tener una persona en plantilla que se encargue de elaborar tus documentos fiscales y laborales.

6. Te proporciona tranquilidad y tiempo libre

Finalmente, pero no menos importante, un asesor te da tranquilidad. Saber que tienes todos tus asuntos legales en manos de un profesional hace que no tengas que preocuparte de si estarán correctos. En el mismo sentido, cuando no tienes que encargarte de los temas burocráticos, cuentas con más tiempo libre para dedicar a tu negocio o, sencillamente, para realizar aquellas actividades que te gustan.

Visto todo esto, podemos concluir que tener un asesor empresarial es imprescindible para ti, tanto si eres autónomo como si diriges una sociedad. El mundo fiscal y contable es muy complejo y un profesional te ahorra tiempo y dinero, además de proporcionarte tranquilidad.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *