fbpx

Por qué necesitamos asesoría laboral en nuestra empresa

El mundo del trabajo está regulado por gran cantidad de normativa. Además, esta se actualiza permanentemente cambiando sus cláusulas más importantes. Incluso es sustituida por nueva legislación que trata de adaptarse a los cambios sociales. Por ello es fundamental que tengamos asesoria laboral en nuestra empresa.

Razones principales para tener una asesoría laboral en un negocio

En líneas generales, te diremos que un asesor en materia laboral ayudará enormemente a que tu empresa cumpla con todas esas leyes que antes te citábamos. Pero, sobre todo, cumple las siguientes funciones para un negocio.

1. Elaboración de contratos

Cuando contratamos un trabajador, el primer paso es hacerle el contrato. Pero, con arreglo a la legislación laboral, debes saber que hay contratos de varias clases. Pueden hacerse, por ejemplo, a tiempo total o parcial, temporales o indefinidos y de formación. Si contamos con un buen asesor laboral, este nos indicará cuál es mejor para nuestra empresa y también se encargará de explicar al empleado las condiciones de forma profesional.

2. Preparación de nóminas

Así mismo, los trabajadores, al cobrar su sueldo, tienen derecho a recibir una nómina por escrito donde consten los ingresos brutos y netos, las cotizaciones a la Seguridad Social y su aportación al desempleo, entre otros conceptos. También, en este caso, será el asesor laboral quien se encargue de elaborarlas correctamente. Piensa que así te evitas problemas ante posibles reclamaciones de los propios trabajadores o del Estado.

3. Gestiones con la Seguridad Social

Al igual que Hacienda, la Seguridad Social es un organismo que va a acompañarnos en nuestra labor empresarial. En él tendremos que presentar las altas y bajas de trabajadores y también los boletines de cotización por ellos de forma mensual. Esta labor es otra de las que llevará a cabo un asesor laboral, velando por que todo esté ejecutado con arreglo a las leyes.

También te va a interesar: ‘Asesoría externa a empresas, la mejor solución sin duda’.

4. Preparación de los documentos cuando termina la relación laboral

Nuestra relación con un empleado puede terminar porque este abandone la empresa o porque nos veamos obligados a despedirle. En cualquiera de ambos casos, las normas señalan que tiene derecho a cobrar una serie de días por año trabajado y, en caso de despido, dictaminan cuándo es procedente o improcedente. De orientarnos sobre todo ello y de elaborar los correspondientes documentos se encarga el asesor laboral como experto.

5. Asistencia cuando tenemos una inspección de trabajo

Como sabrás, los órganos competentes en materia de Trabajo tienen, entre sus potestades, la de inspeccionar nuestra empresa para comprobar si nos ajustamos a las normas laborales. Revisarán toda nuestra documentación al respecto y probablemente nos harán muchas preguntas, incluyendo las referidas a la seguridad en el trabajo. Por ello, también es importante que contemos con un asesor que nos represente en ese caso y pueda hablar de tú a tú con el inspector.

6. Asesoramiento sobre subvenciones

Seguramente habrás visto que el Estado, las comunidades autónomas e incluso los ayuntamientos, a través de sus distintos organismos, ofrecen subvenciones en materia laboral. Por ejemplo, por la conversión de contratos temporales en fijos. Salvo que leamos el Boletín Oficial del Estado todos los días, es imposible estar al tanto de todas las que aparecen. Y también entender si podemos acogernos a ellas. Este es otro punto del que nos informará cumplidamente un asesor laboral.

En conclusión, un asesor laboral simplificará mucho tu trabajo al encargarse de todas las cuestiones y trámites relativos a los trabajadores de la empresa. Y todo ello aportando su solvencia profesional que te garantice que haces las cosas con arreglo a las leyes.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *